¿Cómo regañar a tu gato de forma cariñosa?

Educación
Gato

Qué hacer cuándo tu gato muerde, ataca, araña las paredes… la lista de travesuras puede ser larga, pero ante todos estos malos comportamientos las soluciones recomendadas por los expertos son muy parecidas. Te contamos cómo regañar a tu gato cuando se porta mal. Lo primero: ¡aprender a comprender su instinto!

¿Por qué se porta mal tu gato?

Antes de resolver cualquier problema de comportamiento de tu gato es necesario que te preguntes por qué lo hace. De hecho, la verdad es que muchas veces nos enfadamos por actividades gatunas perfectamente normales como:

  • Trepar
  • Perseguir cosas
  • Jugar
  • Afilarse las uñas

Si tu gato no tiene dónde hacer todas esas cosas o no hace suficiente ejercicio, por lo que tiene demasiada energía, es fácil que destroce los muebles sin querer o juegue a atacarte en medio del pasillo. Sólo está expresando sus instintos naturales.

El adiestramiento de los gatos en comparación al de los perros

Los gatos son muy distintos de los perros, no solo en su comportamiento en general, sino también en su manera de reaccionar ante una forma de adiestramiento incorrecta. Es mucho más sencillo complacer a los perros, de modo que, por lo general, resultan más fáciles de adiestrar que los gatos. A pesar de que es posible educar a los gatos para determinados comportamientos, las mismas técnicas que funcionan bien con los perros, como la disciplina, es probable que no funcionen con los gatos. Los gatos, por ejemplo, no responderán:

  • Si se les grita
  • Si se les pega
  • Si se les encierra en una habitación
  • Si se les quita algo
  • Ante cualquier disciplina que no esté asociada inmediatamente con el momento del acto. Por ejemplo, si nos damos cuenta de que han defecado en el lugar incorrecto pero ya hace rato que ha ocurrido.

Intentar actuar de esta forma para disciplinar o adiestrar al gato no dará resultados, afectará a su comportamiento y dañará tu relación con él. Frente a estas acciones, es muy probable que el gato no establezca ninguna relación entre lo que ha hecho y la disciplina y que, en cambio, sienta miedo o incluso intente escapar. En lugar de ayudarle, seguramente lograremos que sea cada vez más miedoso, menos amigable y que esté menos dispuesto a aprender a distinguir si un comportamiento es o no del agrado de su dueño.

Pautas para el éxito: ¿cómo regañar a tu gato cuando se porta mal?

Las reglas básicas para lograr que los gatos respondan al adiestramiento consisten en ofrecer al gato una experiencia positiva y un entorno más apropiado en el que poder perseguir sus instintos naturales, como:

  • Darle algo de comer cuando se porta bien y utilizar este acto como recompensa.
  • Jugar con él, para ayudarlo a desarrollar un buen vínculo y a que haga ejercicio.
  • Hablar amablemente con él, estimularlo mentalmente y ayudarlo a establecer un buen vínculo.
  • Prestarle atención; de este modo, no necesitará hacer nada malo para que le hagas caso.
  • Proporcionarle un rascador; debe estar en un lugar muy accesible y ser más atractivo que utilizar los muebles y las cortinas con el mismo propósito.
  • Mantener la bandeja higiénica siempre limpia; a los gatos no les gusta que la bandeja esté sucia y es probable que, en tal caso, no la utilicen.

Para el adiestramiento, también puedes utilizar algunos tipos de experiencia negativa pero con las que no infundas miedo. Cuando el gato se porte mal, intenta aplicar uno de estos métodos:

  • No le des ninguna golosina.
  • No juegues con él.
  • Ignóralo.
  • Realiza un acto indirecto como rociarle agua con un espray, pero intentando que no lo asocie directamente contigo para evitar efectos negativos.

Adiestramiento a largo plazo, ¡consigue educar a tu gato!

La única forma realmente efectiva de que la disciplina del gato funcione a largo plazo es no utilizar ninguna recompensa positiva cuando se porte mal. A diferencia de los perros, no es tarea fácil adiestrar a los gatos a corto plazo, aunque es cierto que ofrecer una rica golosina como recompensa a un comportamiento determinado funciona en algunos casos. En su lugar, ten paciencia, persevera y lleva a la práctica las sugerencias indicadas anteriormente. Estas sugerencias no son específicas para problemas de comportamiento determinados de los gatos, y hay formas más precisas de abordar ciertos problemas individuales.

Sin embargo, teniendo en cuenta que los gatos suelen seguir sus instintos, hay algunos comportamientos que son muy difíciles de cambiar. Intenta comprender cómo piensa un gato para ver por qué actúa de una determinada forma. Por ejemplo, muchos gatos entran en casa pájaros o ratones muertos que han cazado. Dado que la caza es un comportamiento muy instintivo, pregúntate si este comportamiento supone o no un problema. En este sentido, puede resultar de gran ayuda aplicar otros métodos de disciplina, como comprender la naturaleza de los gatos. Intenta pensar como un gato para decidir qué es mejor hacer, y cuándo, como adiestramiento en una situación concreta.

Por otro lado, puede haber determinados problemas de comportamiento que no sean fáciles de resolver, en cuyo caso es importante solicitar ayuda a un especialista en comportamiento de gatos o a tu veterinario.

Podría interesarte

¿Cómo quitar garrapatas a un perro o un gato? Peligros y detección

 Descubre cómo detectar las garrapatas a tu perro o gato y aprende a eliminarlas de manera segura y eficaz.

Hierba gatera: la planta que resulta irresistible para los gatos

Todas las especies de felinos, desde nuestros gatos hasta los leones y los tigres, son altamente sensibles a un aceite volátil que se encuentra en los tallos y las hojas de la planta de hierba gate