¿Cómo afectan las altas temperaturas a los perros hasta llegar a provocarles un golpe de calor?

Educación
Perro

La temperatura de los perros aumenta con más facilidad que la nuestra y esto puede provocarle un golpe de calor (hipertermia). A los humanos se nos da bastante bien controlar la temperatura de nuestro cuerpo, ya que podemos ponernos ropa gruesa cuando hace frío o ropa fina cuando hace calor y todo nuestro cuerpo suda. Nuestro organismo se enfría de manera muy eficaz, ya que el sudor de nuestra piel se evapora.

En cambio, muchos perros poseen un manto espeso incluso en verano y solo pueden sudar a través de un trocito de piel en las patas, así que la sudoración no les resulta muy eficaz a la hora de regular su temperatura.  Los perros se mantienen frescos sobre todo jadeando, pero les resulta menos eficaz, ya que la superficie de la lengua y de la cara desde la que se evapora el sudor es bastante reducida. La sangre del interior de la lengua hace circular esta temperatura más fresca por todo el cuerpo. Al jadear, el perro también pierde mucha humedad porque respira con la boca abierta, así que si jadea en exceso acabará por darle sed. El jadeo tampoco es especialmente eficaz, ya que si hace calor el animal solo se enfría durante un corto periodo de tiempo.

La temperatura normal de los perros varía según el animal, pero una temperatura corporal superior a los 39 °C se considera demasiado alta. Un golpe de calor ocurre cuando un animal sano supera los 41 °C.  Como consecuencia, varios órganos dejan de funcionar con normalidad, y puede resultar mortal a menos que se tomen medidas inmediatas para enfriar, refrescar o bajar la temperatura al perro.

Factores que aumentan el riesgo de golpe de calor

  • Exposición directa a la luz del sol
  • Espacios cerrados y calientes como un coche o una construcción exterior de pequeño tamaño. La temperatura interior de un vehículo al sol puede alcanzar rápidamente niveles muy peligrosos. Mira nuestra guía para viajar con perros en tu coche aquí.
  • Un manto denso
  • Razas de cara chata como los carlinos o los bulldogs, ya que jadean y respiran peor
  • Perros mayores
  • Perros jóvenes y cachorros
  • Ciertas enfermedades
  • Ciertos medicamentos
  • Ejercicio excesivo, excepto en entornos fríos
  • Deshidratación
  • Obesidad

Síntomas de un golpe de calor en perros

¿Quieres saber si tu perro está sufriendo un golpe de calor? Estos son los síntomas más habituales que te ayudarán a poder detectarlo rápido y ponerle remedio.

  • Jadeo excesivo
  • Babeo excesivo alrededor de la boca
  • Encías de color rojo oscuro
  • Apariencia aletargada y adormilada, torpeza
  • Desmayo
  • Vómitos
  • Pérdida de consciencia

Medidas de urgencia

Si crees que tu perro está sufriendo un golpe de calor, estos consejos te ayudarán a poder paliar los efectos a tu mascota.

  • Trasladar al perro a una zona fresca y a la sombra
  • Buscar a un veterinario
  • Rociar o pulverizar agua fría sobre el perro inmediatamente, cubrirlo con toallas mojadas o usar un ventilador. Evitar el hielo, ya que constriñe los vasos sanguíneos bajo la superficie de la piel
  • Continuar vertiendo agua sobre el perro o cambiando las toallas mojadas hasta que respire mejor o empiece a tiritar
  • Darle pequeñas cantidades de agua para beber

Recuperación

Algunos perros se recuperarán bastante rápido de un golpe de calor breve en cuanto su temperatura corporal haya vuelto a los valores normales.  Otros, en cambio, necesitarán asistencia veterinaria continua para favorecer su recuperación. Existe un alto riesgo de que la elevada temperatura corporal haya dañado uno o más órganos internos, de modo que todos los perros que hayan sufrido un golpe de calor deberían pasar una revisión veterinaria.

 

Dr. Peter Messent 11/5/17

Podría interesarte

Viajar en coche con tu perro

Antes de viajar en coche con tu perro es importante tomar en cuenta ciertas recomendaciones y consejos.

Viajar en coche con un gato

Antes de viajar en coche con tu gato te damos algunas recomendaciones que debes planificar.