CÓMO ELEGIR LOS MEJORES RASCADORES PARA GATOS

Gato

Dado que es una necesidad de tu gato arañar, te contamos en este artículo en qué consiste y cuántos tipos de rascadores para gatos puedes encontrar en el mercado. Si lo prefieres, te damos las claves para que puedas hacer tu mismo un rascador para tu gato. ¡Manos a la obra!

Rascadores para gatos, por qué los necesitas

Además de las razones mencionadas, los gatos también arañan objetos como parte de su rutina de aseo. Con el rascado, tu gato también se lima las uñas. De este modo:

  • Logran una perfecta manicura.

  • Dejan señales para el resto de habitantes de la casa que demuestran cuáles son sus dominios.

  • Los arañazos también sirven para comunicarse, no solo visualmente gracias a las rayas que dejan impresas en las superficies, también por el olor. Los gatos poseen unas glándulas olorosas en las almohadillas de sus patas que dejan señales olfativas en las superficies que arañan. Con este marcaje, además, los gatos consiguen orientarse.

  • Por si fuera poco, con el arañado tu gato también se libera del estrés y la ansiedad. Esto se debe al ejercicio y esfuerzo que debe hacer para dejar su impronta.

Tipos de rascadores para gatos

Si tu gato no encuentra en casa un rascador apropiado, se dedicará a arañar un selecto grupo de objetos que elegirá de forma natural. Se decantará por las patas de las sillas y las mesas, los bajos del sofá y las alfombras.

Para evitarlo, lo mejor es tener distribuidos por la casa diferentes tipos de rascadores. Pueden encontrar rascadores para gatos en tiendas especializadas. Según su tamaño, el precio puede rondar entre los 15 y 60 euros. Debes tener en cuenta que un rascador para tu gato no dura para siempre. El uso y el desgaste te obligará a cambiarlos cada cierto tiempo.

Es probable que exista un rascador ideal para tu gato. Si ya ha probado a dejar sus marcas en algunos de los muebles, te estará dando algunas pistas. Por ejemplo, si lo has pillado enganchando sus uñas en la alfombra, puede que su rascador ideal sea uno tipo alfombra. Si prefiere arañar de abajo a arriba, hazte con un rascador tipo árbol. Estos son los principales tipos:

  1. Rascadores para gatos horizontales, o tipo alfombra. Suelen ser los más económicos y fáciles de encontrar. Además, es perfecto si no sabes qué tipo de rascador va más con tu gato, pues lo puedes colocar de diferentes formas e, incluso, inclinarlos.

  2. Rascadores para gatos verticales, tipo poste. El más sencillo de este tipo de rascador es un poste con la textura rugosa, apoyado sobre una base, con el que tu gato podrá limar sus uñas de arriba abajo.

  3. Rascadores para gatos tipo árbol. Este rascador es quizás el más popular y conocido. La mayoría de los gatos aceptan sin rechistar este tipo de rascadores; aunque es lógico que al principio se pierdan un poco. Además, algunos de ellos son completas estaciones de juego y de descanso, pues incorporan juguetes y escondites. Si son lo suficientemente altos, le sirven a tu gato como atalaya desde la que controlar sus dominios, tu casa.

Cómo hacer tu propio rascador para gatos

Puedes hacer rascadores con varios materiales. Por ejemplo, a los gatos les gusta arañar cartones así que puedes construir un rascador a partir de una caja o tiras de cartones de 10 cm. Recorta la caja para que de fondo solo tenga 10 cm, después pega las tiras juntas colocadas de canto contra el suelo de la caja y rellena toda la superficie. Gracias a la presión que ejercen todas las tiras pegadas y delimitadas por la caja, tu gato no la destrozará tan fácilmente.

Otro truco es usar un felpudo que le resulte atractivo a tu gato y enmarcarlo para darle más estabilidad. Una idea más sencilla todavía es colocar el felpudo, sin más, en una zona frecuentada por tu gato.

Aunque si tienes alma de especialista en bricolaje, puedes hacer el más difícil todavía: crear tu propio rascador para gatos tipo árbol con cajas, tubos de cartón y PVC y otros materiales. No olvides comprar un carrete de hilo sisal, su textura le encantará a tu gato y es muy fácil forrar tubos con él.

¿Te animas a construir tu mismo el rascador de tu gato? Puedes comprar alguno de los señalados y construir otros sencillos para tener varios distribuidos por la casa. Este último punto es importante, recuerda que mediante el rascado tu gato se orienta; por tanto, si no tiene varios rascadores, elegirá otro tipo de cosas sobre las que hacer sus marcas.

Podría interesarte

¿CÓMO DORMIR A UN GATO POR LA NOCHE?

¿Te has fijado? Tu gato está más activo por la noche, incluso alguna vez te ha despertado porque se ha puesto a jugar a los pies de la cama o ha empezado a maullar con insistencia. Puede resultar desesperante, pero hay un modo de lograr que tu gato duerma de noche.

CINCO TRUCOS PARA EVITAR LAS BOLAS DE PELO EN GATOS

Las bolas de pelo expulsadas por nuestros gatos no deben de frecuentar nuestro hogar. Los gatos son animales muy pulcros, su propia naturaleza les incita a lamerse para sentirse limpios. Es una realidad que debemos ante todo respetar y nunca limitar.