¿Cómo enseñar a un gato a usar el arenero?

Gato

¿No sabes cómo conseguir que tu gato haga sus necesidades en su arenero? Es una situación más habitual de lo que crees. Esto suele suceder cuando un gato se está habituando al espacio y la rutina, o cuando todavía son pequeños. Para ayudarte en esta tarea a continuación te contamos algunos pasos y trucos para saber cómo enseñar a tu gato a usar el arenero.

¿CÓMO ELEGIR EL ARENERO IDEAL?

La elección del arenero es clave. Según sus características estarás facilitando o complicando el acceso al arenero. Ten en cuenta los siguientes puntos antes de elegir un arenero:

  • Tamaño
     
  • Tipo de arena
     
  • Ubicación
     
  • Familiarización

Tamaño: mide bien el arenero

Los gatos, para sentirse cómodos para hacer sus necesidades, deben tener un espacio suficientemente grande como para moverse o dar una vuelta sobre ellos mismos. Por eso debes asegurarte de que tu gato puede subir al arenero con facilidad y de que éste es espacioso para él. 

Tipo de arena: compra la arena adecuada 

A menudo es complicado escoger la arena adecuada para tu gatito ya que puedes encontrar muchos tipos diferentes en el mercado: la arena tradicional, de sílice, arena biodegradable

Pero uno de los factores más importantes es, además de la textura, el olor. Hay arenas con perfumes que pueden provocar que tu gato se desoriente. En caso de no saber qué arena es la mejor puedes consultar a tu veterinario.

Ubicación: encuentra el lugar idóneo para el arenero

Hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta para saber dónde colocarlo, una parte muy importante en el proceso de enseñar a un gato a usar el arenero.

  • No coloques el arenero de tu felino cerca de su comida
     
  • Encuentra un lugar tranquilo 
     
  • Si ya tiene una zona favorita para hacer sus necesidades, pon allí su arenero
     
  • Si hay más de un gato en la casa, procura que cada uno tenga su arenero y que tienen espacios diferenciados
     
  • Intenta no cambiárselo de lugar a menudo: intenta buscar un lugar definitivo

Familiarización: enséñale el arenero a tu gato

Cuando coloques el arenero, enséñaselo de manera juguetona, remueve la arena con las manos y demuéstrale que es un lugar seguro. Las sensaciones positivas son muy importante para los gatos.

CONSEJOS PARA ENSEÑAR A TU GATO A UTILIZAR EL ARENERO

  • Presta atención a sus hábitos: de esta manera podrás ver si se acerca al arenero o si no es nada consciente de su existencia.
     
  • Haz de la enseñanza y aprendizaje un juego: juega con él cerca del arenero y haz que se dé cuenta de que eso es para él. De la misma manera, no le grites ni le riñas si no lo usa: sigue jugando con él de la misma forma
     
  • Llévalo al arenero si va a hacer sus necesidades: si ves que tu gatito esta apunto de hacer sus necesidades puedes llevarlo rápidamente a su arenero: hazlo deprisa pero con suavidad, de manera que no se asuste.Lleva sus desechos a su caja de arena: si no consigues llevarlo al arenero cuando necesita hacer sus necesidades, puedes recogerlas tú y llevarlas allí; de esta manera relacionará que lo debe hacer en el arenero.
     
  • Lleva sus desechos a su caja de arena: si no consigues llevarlo al arenero cuando necesita hacer sus necesidades, puedes recogerlas tú y llevarlas allí; de esta manera relacionará que lo debe hacer en el arenero.

Si ya has utilizado todos los consejos y los métodos para conseguir enseñarle a tu gato a usar el arenero, pero él sigue sin hacerlo y ya supera las 4 semanas de vida, lo mejor que puedes hacer es acudir al veterinario. Que tu gato no aprenda a usar el arenero no tiene por qué significar nada, pero sí cabe la posibilidad de que tenga alguna dolencia: lo mejor es que el veterinario le haga un chequeo. 

Podría interesarte

Estrés en gatos: ¿Cómo actuar?

El estrés en los gatos es un problema bastante común, ya que estos felinos son animales muy tranquilos y rutinarios. Así, cuando se ven alterados, su organismo reacciona con estrés.

Nuevo gatito en casa: 5 consejos

Cuando la familia está a punto de recibir un nuevo gatito en casa como miembro de la familia, todo el mundo está muy emocionado por acoger a ese nuevo compañero. Pero es importante recordar que los gatitos también necesitan su proceso de adaptación.