Cómo saber si mi gato es feliz y qué hacer para que lo sea

Gato

¿Cómo puedo identificar los estados de ánimo de mi gato?, ¿cómo saber si mi gato es feliz? o ¿cómo saber si mi gato está triste? El interés por el bienestar emocional de tu familia hace que te plantees cuestiones de este tipo.

Aunque reconocer los sentimientos de todos no siempre resulta sencillo, sí hay algunas señales que te pueden ayudar con tu amigo.

COMO SABER SI MI GATO ES FELIZ: 5 PISTAS PARA AVERIGUARLO

Te saluda, tararea una canción, adora todas tus recetas… Sí, son ejemplos que demuestran que tu gato es feliz. Aunque él, lo hace de un modo algo peculiar.

Y la evidencia de ello, está en las respuestas a la pregunta de cómo saber si mi gato es feliz.

Mediante su lenguaje corporal

Tu gato tiene un amplio abanico de posturas para comunicarse contigo y mostrar sus emociones. 

Por ejemplo, al echarse boca arriba refleja que está animado y tranquilo, cuando se frota contra tu cuerpo, te está saludando y mostrando su felicidad, y si notas que sus ojos se dilatan de pronto, es porque está contento.

Escuchándole con atención

¿Has observado que al acariciar a tu gato, este ronronea? Ese ronroneo, es una declaración sonora de su entusiasmo. ¡Está muy complacido por tus mimos! 

Si, cuando vuelves a casa, oyes un maullido débil, imperceptible, es porque te reconoce.

Observando su tiempo de ocio

Si adora juguetear ante cualquier tipo de diversión, es decir, tanto con sus juguetes como con otros perros, gatos o miembros de la familia, es porque se siente feliz.

Estudiando sus rutinas

Para tu amigo, su aseo es algo esencial

Por ello, si no ha dejado de lamerse o cuidar su pelaje como hacía habitualmente, es porque su estado de ánimo es positivo.

Vigilando su descanso y su alimentación

Mientras que dormir mucho es síntoma de decaimiento, compartir sus horas de sueño con otros gatos de la familia o hacerlo en una superficie como tu cama, es signo de felicidad. 

Y si no ha perdido el apetito y sigue mostrando interés por la comida o te pide más, también es otra manera de identificar si tu gato es feliz.  

Los cambios en su forma de interactuar con el entorno o el hecho de que ya no quiera tu atención, entre otros, pueden ser síntomas de problemas más complejos. Por ello, no dudes en consultar con tu profesional veterinario para detectarlos cuanto antes.

COMO PUEDO HACER FELIZ A MI GATO MEDIANTE ACCIONES SENCILLAS  

Después de resolver la cuestión de cómo saber si mi gato es feliz, puede surgir otro interrogante, que vela, igualmente, por su calidad de vida: ¿qué hacer para que lo siga siendo?

¡Proporciona a tu gato experiencias gratificantes en casa! Te damos ideas.

Espacio adecuado

Un entorno funcional que le proporcione confort y descanso para sentirse a gusto. Con zonas para moverse con libertad y relajarse, trepar o echarse en un lugar elevado, incluso para esconderse cuando lo desee. 

La creatividad te ayuda a crear las diferentes áreas (descanso, ocio, aseo, alimentación). Por ejemplo, unos cubos estantería a modo de escalera sobre la pared, baldas o estanterías a diferentes alturas para que pueda saltar de una a otra.

Cuida su higiene

Su bandeja de arena siempre limpia y de un tamaño adecuado al de tu gato. 

Sitúa esta pieza en un lugar tranquilo y con privacidad, alejada de su zona de alimentación, bebida y descanso. Incluso puedes disponer de varias en casa o hacer un arenero tú mismo.  

Mejor, no compartir

Si en tu familia hay más de un gato, cada uno necesita su comedero, bebedero y bandeja de arena

Como el agua en movimiento les motiva, puedes usar bebederos automáticos o fuentes de agua, por ejemplo.

Juguetes

Individuales y para sumarte tú, a la diversión, porque con ellos se mantiene activo. 

No necesita continuamente juguetes nuevos. Dale unos y guarda los otros, para que le supongan una novedad.

Un rascador adaptado a sus gustos

Podrá cuidar sus uñas y estirar los músculos. 

Puedes hacer un rascador casero con cartón o textiles domésticos como una alfombra.

Acceso al exterior

El mundo exterior es una fuente de estímulo físico y mental

Una ventana, puede ser la herramienta para hacerlo sin peligro. ¿Qué te parece la idea de no echar las cortinas y permitir que observe a través de ella?

Estimula escondiendo comida 

Mantén a tu amigo activo ocultando, por tu casa, pequeñas dosis de alimento (tendrás que descontarlas de su cantidad diaria recomendada).

Conoce los mimos que le gustan a tu gato

Observa qué tipo de caricias le agradan y dáselas. Si adora que le acaricies las mejillas, pero no las orejas, hacerlo feliz no puede ser más sencillo, ¿no crees?

El tiempo que pasáis juntos es muy gratificante para ambos. Cuidar sus necesidades, ofrecerle seguridad, darle cariño… Todo esto y mucho más, haces cada día por tu compañero. Y por eso, tu gato es feliz en casa. Y tú también.

Podría interesarte

Bebés y gatos: cómo conseguir una convivencia beneficiosa

La convivencia entre bebés y gatos no tiene por qué preocuparte. Ambos pueden relacionarse, vivir felices, sanos y protegidos. Te explicamos cómo conseguirlo.

Manzanilla para gatos: ¿puede ayudar?

Hay personas a las que les gusta aplicar a sus gatos los mismos remedios que les funcionan a ellas, cosa que aplican también a las infusiones y a los suplementos alimenticios.