¿Cuánta agua necesitan los perros al día?

Alimentación
Perro

Muchos perros parecen beber mucha agua al día. Las células y los órganos de su cuerpo contienen un 70% de agua, lo que la convierte en su principal componente. Sin agua suficiente para beber, un perro se deshidrata y, con el tiempo, los órganos fallan y acaba muriendo. 

La importancia del agua en los perros

El agua del organismo lleva a cabo múltiples funciones. Contribuye al transporte y traslado de nutrientes importantes desde y hasta las células del cuerpo. Es el principal componente de la sangre que transporta químicos, nutrientes, oxígeno y dióxido de carbono por los órganos y el cuerpo. El agua también es esencial para la digestión del perro, para favorecer la absorción de alimentos y la función del riñón, que elimina del cuerpo los químicos no deseados. El agua amortigua las articulaciones y facilita los movimientos. Y, por último, el agua refresca el organismo del perro, a través del jadeo y del sudor, para el mantenimiento de la temperatura corporal normal del animal. Los perros necesitan beber mucha más agua cuando hace calor, ya que pierden más cantidad a través del jadeo que los ayuda a refrescarse.

Cantidad de agua diaria que debe beber un perro

No existe una cantidad establecida de agua que debe beber un perro al día, pero, como norma general, un perro que se alimente de alimentos secos para mascotas beberá de 30 a 50 ml de agua diariamente por kilo de peso. Por tanto, por ejemplo, un perro de 10 kg beberá entre 300 y 500 ml de agua al día. Existen varios factores que pueden afectar a esta cantidad de agua diaria. Un perro sedentario en un entorno frío puede beber algo menos. Un perro que solo coma alimentos húmedos, incluidos los enlatados y la carne cruda, puede beber menos que uno que come alimentos secos. Esto se debe a que los alimentos enlatados para mascotas contienen un 80 % de agua, en comparación con los secos, cuyo contenido en agua se reduce al 10 %. Los perros que viven en un entorno cálido o hacen mucho ejercicio, lo que provoca el jadeo que mantiene la temperatura del cuerpo, necesitan beber mucha más agua que la media para reponer el agua que pierden para refrescarse.

Mantener una ingesta saludable de agua

La mayoría de los perros saben beber la cantidad de agua que necesitan y la mejor manera de ayudarlos es asegurándose de que siempre tengan agua limpia y fresca a su disposición. Rellénales diariamente el bol con agua fresca y limpia el recipiente con frecuencia. Si vas a salir con tu perro durante mucho tiempo, lleva agua o asegúrate de que el perro va a poder beber allí donde vaya. Algunos perros, aun así, pueden beber mucho o demasiado poco y cualquiera de estos dos comportamientos puede ser un indicio de enfermedad; si llega a parecerte preocupante, acude a la consulta del veterinario. Para saber si tu perro está deshidratado, pellízcale la piel de la parte de atrás del cuello, tira de ella y luego, suéltala. La piel de un perro correctamente hidratado volverá rápidamente a su estado original, mientras que la de uno deshidratado volverá muy lentamente. También puedes observar la hidratación mirándole las encías: si las tiene húmedas y resbaladizas, están sanas, si las tiene pegajosas o sin brillo, indican deshidratación. Puedes medir tú mismo la ingesta de agua de tu perro utilizando un bol y comprobando diariamente la diferencia de la cantidad de agua que queda y la que falta. Es más preciso hacer esta medición durante varios días y, después, calcular el valor promedio, ya que la mayoría de los perros bebe con una frecuencia muy irregular.

 

Dr. Peter Messent

23 de mayo de 2017

Podría interesarte

Comportamiento de caza y alimentación en gatos

Los gatos son carnívoros por naturaleza y sus ancestros salvajes eran expertos cazadores en solitario.

¿Cómo afectan las altas temperaturas a los perros hasta llegar a provocarles un golpe de calor?

La temperatura de los perros aumenta con más facilidad que la nuestra y esto puede provocarle un golpe de calor (hipertermia).