Guía de alimentación para cachorros

Alimentación
Perro

Las primeras etapas de la vida de los cachorros son delicadas y cruciales porque pueden afectar a su supervivencia y a su salud futura. En este sentido, no hay nada más importante en los cuidados del pequeño cachorro que una buena alimentación, ya que le va a proporcionar la base para una vida larga y saludable. La etapa de crecimiento depende de la raza y del tamaño del perro, y va desde los 8-10 meses para las razas más pequeñas, hasta los 24 meses en razas grandes y gigantes.

Durante esta etapa los cachorros tienen un crecimiento extremadamente rápido que requiere la mejor alimentación, cuidados y educación. Es muy importante elegir la dieta correcta para él. Existen diferentes tipos de alimentos disponibles para cachorros, que van desde la comida húmeda (latas), seca (pequeñas croquetas), cruda (a base de carne cruda), o incluso dietas de elaboración casera.

Sea cual sea la alimentación escogida, es imprescindible que esté formulada para aportar una nutrición completa y equilibrada. Eso significa que debe contener todos los nutrientes que el cachorro necesita a diario para un óptimo crecimiento y desarrollo.

En relación a su peso corporal, los cachorros necesitan muchos más nutrientes que los perros adultos debido a su rápido crecimiento y a la energía que desbordan. No es de extrañar pues que la ración diaria de un cachorro sea mayor que la de un animal adulto en determinados momentos de su crecimiento.

Por otro lado, hay que vigilar que no coman en exceso porque eso les puede provocar problemas de sobrepeso y de desarrollo esquelético, sobretodo en razas grandes y gigantes. Lo ideal es seguir las cantidades diarias recomendadas que los fabricantes indican en la etiqueta de sus productos.

Nutrientes necesarios en la dieta para cachorros

Hay cuatro nutrientes clave en la alimentación de los cachorros durante su crecimiento: proteína, grasas, vitaminas y minerales.

  • Proteína: los cachorros necesitan más proteína que los adultos por su rápido crecimiento. Su cuerpo la necesita para desarrollar músculos, tejidos y nuevas células, incluidas las del sistema inmunitario. La necesidad de proteína es máxima en el momento de destete y van disminuyendo a medida que el cachorro va creciendo. Las mejores fuentes de proteína para cachorros son las que provienen de carnes como el pollo, o de pescados como el salmón. En el mercado existen productos específicos para dietas proteicas.
  • Grasas: los cachorros también necesitan una mayor cantidad de grasas, ya que son una gran fuente de energía. Además hay determinados ácidos grasos esenciales que son imprescindibles para el correcto desarrollo del cachorro, como los ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA) que son necesarios para el correcto desarrollo del cerebro y de la visión y que encontramos en ingredientes como el salmón.
  • Vitaminas: las vitaminas son compuestos esenciales para la vida y necesitan ser aportadas por la dieta ya que el cuerpo de los perros no las puede generar a partir de otros nutrientes. Cada una de las vitaminas juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento de su metabolismo.
  • Minerales: los minerales como el calcio y el fósforo son esenciales para el correcto desarrollo de huesos y dientes. Pero deben ser aportados en su correcta medida, ya que su falta o exceso puede provocar deformaciones y problemas de crecimiento en los cachorros. Otros minerales que deben ser aportados en cantidades muy pequeñas, pero que son necesarios para el crecimiento, son el hierro, el zinc, el yodo, el cobre y el manganeso.

Por otra parte hay que tener en cuenta los carbohidratos que, aunque no son esenciales, también proporcionan energía; y el agua, que es esencial y se obtiene a partir del alimento y el agua consumidos.

Comida seca y natural

En los últimos años, la alimentación con comida seca se ha convertido en la primera elección de los propietarios de perro. Es una comida muy sabrosa y apetecible para los cachorros. Su bajo contenido en agua permite una alta concentración de nutrientes, lo que la hace ideal para esta etapa de gran demanda.

Además, es higiénicamente segura y fácil de administrar y de conservar. Incluso se puede dejar en el bol para que el cachorro pueda seguir comiendo más tarde si no se ha terminado la ración diaria. Los cachorros disfrutan masticando las partículas secas y éstas les ayudan también a mantener los dientes más limpios por su efecto “cepillo”.

Los dueños de cachorros pueden estar tranquilos si eligen alimentos comerciales preparados por empresas especializadas en la alimentación de mascotas, porque éstas conocen bien las necesidades de los cachorros, y consiguen preparar dietas completas y equilibradas a través de la mezcla precisa de ingredientes como carnes, pescados, verduras, frutas, cereales, e incluso plantas con beneficios saludables.

Porque la mejor manera de que el cachorro reciba todo lo que necesita es utilizar una gran variedad de ingredientes naturales, poco procesados, que conserven todos sus nutrientes lo más intactos posible. De esta manera el cachorro se beneficiará de todas las vitaminas, minerales, fibra, ácidos grasos esenciales, proteína, etc., que le proporciona la naturaleza a través de los ingredientes.

Podría interesarte

Las mejores playas para perros

Llega el verano y, con él, el buen tiempo. Es época de sol y playa. Como bien sabrás, existen muchos problemas a la hora de poder acudir con nuestras mascotas a estos espacios naturales.

¿Cómo quitar garrapatas a un perro o un gato? Peligros y detección

 Descubre cómo detectar las garrapatas a tu perro o gato y aprende a eliminarlas de manera segura y eficaz.