Guía para entender el lenguaje de los gatos

Gato

Los gatos son unos compañeros muy especiales y una de sus particularidades es lo expresivos que pueden llegar a ser. Sin embargo, al ser un lenguaje no verbal puede pasar desapercibido y parecer una serie de actitudes peculiares. Observar con detenimiento a tu gato te permitirá entender mejor qué es lo que está sintiendo o lo que quiere hacer en ese momento, y un mejor entendimiento lleva a un vínculo más fuerte. Por ello, en este artículo encontrarás información sobre algunas de las formas que tu amigo felino utiliza para comunicarse y trucos para conocer el lenguaje de los gatos.

ENTENDIENDO EL LENGUAJE DE LOS GATOS: ¿QUÉ SIGNIFICAN LOS SONIDOS DE TU GATO?

Los gatos pueden emitir diferentes sonidos en función de su estado de ánimo o para comunicar una necesidad. A continuación explicaremos los más comunes:

  • Maullido: Es el primer sonido que nos viene a la mente cuando hablamos de gatos, pero curiosamente solo los usan con sus compañeros humanos. Sirve para llamar la atención.

  • Ronroneo: El conocimiento popular nos dice que se asocia al bienestar y aunque sea cierto, es una afirmación incompleta. Un gato ronronea bajo un estado emocional fuerte, ya sea positivo o no tanto (alguno pueden ronronear de dolor). 

  • Trino o chirrido: Esta mezcla de ronroneo y maullido es una muestra de afecto, una especie de saludo cariñoso.

  • Llamada de socorro: Es el maullido corto y agudo que hacen los cachorros de gato. Sirve para llamar la atención de sus madres.

  • Bufido: Es la muestra de enfado por excelencia

  • Aullidos: Sí, los gatos aúllan, pero de un modo distinto a los perros. Se parece a un maullido pero extremadamente largo  y sirve para advertir a otros gatos antes de entrar en conflicto.

  • Grito de dolor: El típico sonido agudo que hacen cuando les pisas la cola por accidente, por ejemplo. 

  • Cacareo: Seguramente habrás visto alguna vez a tu compañero felino mirando algún pájaro o insecto a través de la ventana mientras hace un ruido extraño, como si murmurara algo. Eso es el cacareo y expresa excitación por ver una presa y frustración por no poder cazarla.

¿CÓMO ES EL LENGUAJE CORPORAL DE LOS GATOS?

Además de los sonidos, los gatos comunican mucho con su cuerpo. He aquí algunos ejemplos para entender mejor el lenguaje de los gatos a través de distintas partes de su cuerpo:

  • Ojos: Cuando los gatos están tranquilos, realizan una especie de parpadeo a cámara lenta. Si los tienen abiertos, es porque están contentos o excitados. Asimismo unas pupilas dilatadas denotan atención y según el contexto estrés, pero en cualquier caso están dispuestos a actuar.

  • Cola: Mantenerla quieta expresa felicidad y además si hay una pequeña inclinación en la punta significa que sienten curiosidad o interés por lo que está pasando. Si la agitan mucho es que están malhumorados, y si se le eriza es que están estresados, tal vez amenazados y con miedo. La cola entre las patas es un signo inequívoco de miedo.

  • Orejas: Un gato contento o que presta atención a algo las tendrá bien alzadas mientras que si está en una posición defensiva las colocará hacia atrás.

  • Bigotes: Cuando tu gato sienta interés por algo sus bigotes se pondrán por delante de su nariz. En caso de miedo, enojo u otro malestar (tal vez de salud) los tendrá hacia atrás

Ahora que ya entiendes un poco mejor el lenguaje de los gatos, seguro que la próxima vez que le veas por casa prestarás atención a estos detalles, ¡verás cómo entenderle mejor fortalecerá vuestro vínculo!

 

Podría interesarte

Bebés y gatos: cómo conseguir una convivencia beneficiosa

La convivencia entre bebés y gatos no tiene por qué preocuparte. Ambos pueden relacionarse, vivir felices, sanos y protegidos. Te explicamos cómo conseguirlo.

Cómo saber si mi gato es feliz y qué hacer para que lo sea

¿Cómo puedo identificar los estados de ánimo de mi gato?, ¿cómo saber si mi gato es feliz? o ¿cómo saber si mi gato está triste? El interés por el bienestar emocional de tu familia hace que te plantees cuestiones de este tipo.