GUÍA PRÁCTICA PARA HACER UNA PISCINA PARA PERROS

Perro

UNA PISCINA PARA PERROS

El verano promete traer consigo días con temperaturas muy altas. Si para ti es difícil aguantar tanto calor, imagínate a tu perro que está cubierto por completo de pelo. Una buena idea para refrescarlo es mojarlo. Hay tantas clases de piscinas para perros como tamaños de perros. Si tu mejor amigo es un chihuahua, no necesitarás romperte mucho la cabeza. Lo harás feliz con un barreño lleno de agua. Eso sí, procura no llenarlo tanto como para que le cubra por completo. Para todos los perros, lo ideal es que pueda estar sentado dentro de su piscina y que la cabeza no esté sumergida. 

Vamos a partir de la base de que tu perro es mediano, grande o maxi y que necesita un espacio mayor, en el que pueda moverse a sus anchas. Claro que el tamaño de tu piscina para perros va a depender del espacio que tengas en casa. Huelga decir que esto debes hacerlo en un patio o jardín. Desecha la idea de tener una piscina para perros en casa si vives en un piso; a no ser que tu perro sea un chihuahua y su piscina sea el barreño. Eso sí, habilita el espacio de ocio en la terraza o balcón.

¿QUÉ NECESITAS?

Vamos a proponerte un tipo de piscina que no requiera un gran presupuesto y que se caracteriza básicamente por crear una estructura que cubrirás con una lona impermeable. Si lo tuyo es el bricolaje y puedes dedicarle más tiempo y recursos, no te lo pienses: construye con ladrillos una pequeña piscina para tu perro en el jardín.

Si no tienes mucho tiempo y no quieres gastarte mucho dinero solo tendrás que buscar los siguientes materiales:

  • Una lona de plástico resistente e impermeable (mejor si es de color azul, para que el efecto sea completo). Elige una que sea gomosa, resistirá mejor a los más que probables arañazos de tu perro.

  • Palets, pacas de paja o cualquier otro objeto que puedas colocar como si fuesen ladrillos.

  • Tornillos, cuerda o cintas. Cualquier material que te permita mantener unidos los palets o las pacas.

¿CÓMO LO HACES?

  1. Una vez que te hayas decantado por una de las opciones —palets o pacas— y tengas los materiales, podrás ponerte manos a la obra. Decide el lugar del patio o jardín en el que quieres situar la piscina para perros. Si eliges un lugar sombreado el balneario resultará mucho más fresco para tu perro. Marca el espacio y cerciórate de que el suelo no tenga ningún material cortante que pueda dañar la lona. Si fuera así, puedes prever colocar otro material que actúe de segunda base sobre el suelo —cartones, una lámina de madera o plancha de cualquier otro material—.

  2. Construye la estructura de tu piscina para perros. Tanto si eliges las pacas o los palets, prevé que tendrás que fabricar también una rampa de acceso para que tu perro pueda llegar al agua; y otra de salida, para que pueda salir de ella con facilidad. Lo mejor es construir un par de rampas que puedes hacer fácilmente con un dos tablas de madera. Una vez tengas la estructura lista asegúrala con cintas, cuerdas o clavos.

Con la estructura completa no tendrás más que cubrirla con la lona, cerciorándote de que se forma un vaso sobre el que depositar el agua. Es muy importante de que la lona toque bien el suelo, es preferible que haya arrugas a que quede tirante. El peso del agua podría dar con al traste con toda la estructura.

piscina para perros en casa

OTRAS FORMAS DE HACER UNA PISCINA PARA PERROS

Si quieres construir tu propia piscina para perros con ladrillos y cemento, y luego pintarla de azul, o incluso cubrirla de azulejos, adelante. Otra opción es excavar un agujero en la tierra y cubrirlo con una lona como la utilizada en la propuesta anterior. En este caso debes tener en cuenta que necesitarás algún tipo de objeto que puedas usar como peso para asegurar la lona. 

¿Qué te ha parecido la propuesta? ¿Te animarías a construir una piscina para tu perro? Recuerda que es muy importante que el agua no le cubra por completo y que debe poder entrar y salir fácilmente por sí mismo

Podría interesarte

¿SABES CÓMO LLEVAR A TU PERRO EN MOTO? SIGUE ESTOS PASOS

Si te preguntas con frecuencia sobre la seguridad de llevar a tu perro en moto, debes saber que es lícito y puedes hacerlo.

QUIERO ADOPTAR UN PERRO PERO, ¿QUÉ DEBO SABER ANTES?

Quiero adoptar un perro. Si esta es la frase que te ronda por la cabeza desde hace algún tiempo, quiere decir que lo estás pensando y probablemente no estés convencido al 100%.