Las razas de perros más inteligentes

Educación
Gato

A menudo se escuchan preguntas sobre quién es el perro más inteligente o la raza más lista. Sin embargo, la respuesta a este tipo de pregunta es más compleja de lo que se podría imaginar y la primera gran dificultad reside justo en la definición de inteligencia.

Las 10 razas que según las encuestas figuran encima de la lista como las más rápidas en aprender son:

  1. Border collie
  2. Caniche
  3. Pastor alemán
  4. Golden retriever
  5. Dobermann
  6. Pastor de Shetland
  7. Labrador retriever
  8. Papillón
  9. Rottweiler
  10. Australian cattle dog

Al día de hoy, no existe una única definición, aunque a menudo se relaciona la inteligencia con la resolución de problemas, la capacidad de razonamiento y la utilización del lenguaje y de herramientas. Además es posible que la inteligencia no sea un rasgo único y que existan más bien diferentes tipos de inteligencia. En el caso de las personas, por ejemplo, se habla de inteligencia espacial, lingüística, musical, etc. En el caso de los perros, las investigaciones y las comparaciones entre razas se han concentrado en dos aspectos de la inteligencia, que además están relacionados entre ellos: la facilidad para aprender nuevos comportamientos y la capacidad de entender algunas señales comunicativas humanas como la dirección de la mirada y la indicación con un dedo. Vamos a ver qué revelan estas investigaciones en cuanto a las razas más dotadas.

Facilidad para aprender a realizar nuevos comportamientos bajo señal

Para cualquiera que haya tenido que entrenar a perros de diferentes razas salta a la vista la diferencia entre individuos. Algunos aprenden con muy pocas repeticiones, mientras que a otros les cuesta mucho entender el ejercicio aunque al final acaben aprendiéndolo. E incluso, después de haber aprendido el comportamiento, algunos perros responden mejor a las señales de las personas: lo hacen con más rapidez y responden correctamente casi todas las veces que reciben la señal.

En algunos casos, estas diferencias podrían no tener nada que ver con diferentes niveles de inteligencia y podrían depender más bien de la habilidad del entrenador o de la motivación del perro para conseguir el premio utilizado en el entrenamiento. Aun así, en una encuesta realizada entre jueces de pruebas de obediencia, emergen diferencias marcadas en la llamada inteligencia de trabajo de 79 razas caninas. Este tipo de inteligencia correspondería a la capacidad de los perros de responder correctamente a los comandos impartidos de parte del guía del perro. Las 10 razas que según la encuesta figuran encima de la lista como las más rápidas en aprender y las más obedientes son, en orden decreciente, el Border collie, el Caniche, el Pastor alemán, el Golden retriever, el Dobermann, el Pastor de Shetland, el Labrador retriever, el Papillón, el Rottweiler y el Australian cattle dog. Los perros de estas razas tenderían a tardar menos de 5 intentos para aprender a realizar un comportamiento nuevo bajo señal y responderían correctamente a la señal el 95% de las veces. Al extremo opuesto de la lista están las razas que según los jueces de obediencia encuestados tienen niveles mínimos de inteligencia de trabajo: Shih tzu, Basset hound, Mastiff, Beagle, Pequinés, Blood hound, Borzoi, Chow chow, Bulldog, Basenji y Lebrel afgano.

El hecho de que el Border collie figure al principio de esta lista sorprende poco. En los últimos años varios Border collie han logrado la fama debido a su capacidad de aprender el nombre de un gran número de juguetes. El primero fue Rico que reconocía el nombre de 200 objetos aproximadamente pero la que ha destacado en esta tarea es Chaser, una hembra de Border collie, que conoce el nombre de más de 1000 juguetes y puede identificarlos tanto en base al nombre como en base a la categoría a la que pertenecen.

Sobre la facilidad de entrenamiento de los perros de diferentes razas se ha realizado también otro estudio. En este caso solo se analizaron 11 razas de perros y fueros los mismos propietarios a expresar un juicio sobre algunas características de sus perros relacionadas con la facilidad de entrenamiento: la disponibilidad a responder al propietario, la obediencia a comandos simples, el cobro de objetos, la facilidad para aprender rápidamente y la tendencia a ignorar las distracciones. Según los resultados, en general, las razas deportivas y de trabajo obtuvieron las puntuaciones más altas. En orden decreciente se clasificaron como las 6 razas más fáciles de entrenar el Labrador retriever, el Golden retriever, el Pastor de Shetland, el Rottweiler, el English springer spaniel, y el Caniche. Al extremo opuesto, se clasificaron el Yorkshire terrier, el West Highland white terrier, el Teckel, el Basset hound, y, por último, el Husky siberiano. Los diferentes niveles de entrenabilidad parecen corresponder a diferentes procesos de selección genética donde los perros utilizados para trabajar cooperando con las personas podrían haber desarrollado una mayor predisposición a ser entrenados.

Facilidad para entender algunas señales comunicativas humanas

En los últimos años se han publicado muchos estudios sobre la extraordinaria capacidad de los perros de utilizar algunas señales comunicativas humanas para localizar comida escondida. Es una capacidad en la que los perros superan a sus parientes más cercanos, los lobos, y superan también a nuestros parientes más cercanos, los chimpancés.

Para poner a prueba esta capacidad, se suelen organizar experimentos en los que los perros tienen que encontrar comida escondida debajo de un objeto, escogiendo entre dos objetos idénticos y guiándose exclusivamente por las indicaciones dadas por una persona. La situación típica es la siguiente: el propietario mantiene al perro con la correa mientras que a unos metros de distancia, otra persona indica uno de dos contenedores idénticos ubicados a la misma distancia del perro. Uno de los contenedores esconde un trocito de comida y es justo el contenedor que la persona está indicando tocándolo con el dedo, apuntándolo con el dedo a distancia, haciendo un movimiento de la cabeza en su dirección o incluso solo dirigiendo la mirada hacia el objeto. Una vez que la persona ha indicado el contenedor, el propietario suelta al perro. Si el perro va al contenedor correcto puede comer el premio escondido en su interior. Varios estudios han revelado que en función de la raza, los perros muestran diferencias en su capacidad para guiarse con las indicaciones humanas.

En general, las razas seleccionadas para realizar trabajos de cooperación con las personas, como los perros pastores y los cobradores, serían los que dan mejores resultados en este tipo de prueba a comparación con que las razas seleccionadas para otros fines, incluidos los perros seleccionados para realizar trabajos más “independientes”, como los sabuesos o los terriers.

Además, parece que las razas caninas que poseen determinados rasgos morfológicos, como por ejemplo la posición frontal de los ojos (presente en los perros braquicéfalos, es decir los de cabeza aplanada), tienden a dar mejores resultados en este tipo de prueba, lo cual hace pensar que la capacidad visiva y la percepción de la profundidad podrían explicar en parte las diferencias raciales relativas a esta capacidad.

Según otras investigaciones, las razas de perros más antiguas, como el dingo australiano y el perro cantor de Guinea, son las que tienen más dificultad a la hora de guiarse con las indicaciones humanas para localizar comida escondida, sobre todo cuando se trata de seguir la mirada de las personas. Su capacidad sería intermedia entre la capacidad de los lobos y la del resto de perros.

Conclusiones

Así que no hay una sola respuesta a la pregunta sobre qué raza canina es la más inteligente y posiblemente dependiendo de qué entendemos por inteligencia nuestra respuesta podría cambiar. Pero las investigaciones realizadas hasta el momento sugieren que entre los perros seleccionados para hacer trabajos cooperativos con las personas podemos encontrar los individuos más “inteligentes” de la especie.

 Para saber más

  1. Coren S, 2006. La fabulosa inteligencia de los perros.
  2.  Gacsi M, McGreevy P, Kara E, Miklosi A. Effects of selection for cooperation and attention in dogs. Behav Brain Funct. 2009; 5: 31-38.
  3.  Smith BP, Litchfield C a. Dingoes (Canis dingo) can use human social cues to locate hidden food. Anim Cogn. 2010; 13: 367-376.
  4.  Wobber V, Hare B, Koler-matznick J, Wrangham R, Tomasello M. Breed Differences in Domestic
  5. Dogs (Canis familiaris) Comprehension of Human Communicative Signals. Interact Sudies. 2009; 10: 206-224.

 

 

 

Podría interesarte

La Navidad y los animales de compañía

Llegan las fiestas de Navidad con sus reuniones familiares, las decoraciones navideñas, las comidas y los regalos.

Cómo interpretar el lenguaje corporal de tu perro

Para comunicarse los perros utilizan olores, sonidos, expresiones faciales y posturas corporales.