LOS GATOS Y EL CALOR: PRECAUCIONES Y CUIDADOS

Gato

Los gatos y el calor: ¿qué es un golpe de calor?

Un aumento en la temperatura del organismo que comporta un fallo de los órganos y con frecuencia la muerte, los síntomas que podemos encontrar son:

  • Temperatura corporal elevada  40º centígrados o más (la temperatura normal del gato está entre 37.5-38.5 grados centígrados), aunque a veces no encontramos temperatura elevada

  • Pulso acelerado

  • Jadeos exagerados

  • Vómitos

  • Incoordinación a la hora de caminar

  • Letargia (verás que tu gato está postrado, muy cansado y que no responde a los estímulos como es habitual)

¿Cómo regula nuestro gato su temperatura? Utilizan su saliva, lamen su pelo y al evaporarse la saliva se refrescan, duermen a la sombra y jadean, aunque a diferencia del perro no es la forma habitual de termorregulación.

Los gatos y el calor: 4 consejos clave

En un golpe de calor en gatos los sistemas que utiliza para regular su temperatura fallan. Para ayudar a nuestro gato a pasar los días de calor debemos ofrecerle siempre una zona de sombra y aireada para que pueda elegir si quiere estar al sol o a la sombra… no olvidemos que el gato es un animal que disfruta tomando baños de sol.

Siguiendo unos sencillos consejos, podrás asegurar la salud y el bienestar de tu gato durante los días en los que las temperaturas son más altas. Sabemos que adoras a tu gato, de manera que será muy sencillo para ti seguir estos pasos e incluirlos en tu rutina diaria. ¡Tu gato te lo agradecerá y a ti no te costará nada!

1.- Agua fresca con truco

¿Quieres conocer un truco infalible para que tu gato beba más agua y se mantenga fresquita? Puedes poner de vez en cuando un cubito de hielo en su bol del agua (preferiblemente de cristal). No solo le harás beber más, ¡sino que pasará un buen rato entretenido intentando cazar el cubito! 

Otro truco es, en un recipiente grande, pones una botella de agua congelada en el recipiente para que se mantenga fresca. 

Si tu gato es un poco exquisito puedes colocar una fuente, muchos felinos prefieren beber de agua que está en movimiento. Otra buena idea para evitar la deshidratación es ofrecer más comida húmeda

2.- Cepillado

Cepilla su pelo con más frecuencia que en invierno: los gatos y el calor, en combinación con su pelaje, les puede generar una sensación de malestar. En verano los gatos pierden mucho pelo y debes cepillarlos a diario para evitar que traguen demasiado pelo. Además les ayudarás a sentirse más fresquitos. 

Una observación importante: hay personas que creen que si rapan al gato les ayudan a pasar mejor el calor. El pelo también actúa como aislante del calor, por lo que un gato con el manto cepillado, libre de pelo muerto y cuidado es un gato fresco.

3.- Un lugar cómodo en un sitio fresco en la casa y con sombra

Pon su mantita o su camita en un lugar de la casa que le guste y que esté ventilado, si es posible donde haya una luz suave en las horas de más calor del día. Un truco para proporcionar un sitio fresquito a tu gato para poder compensar las altas temperaturas es envolver una botella de agua congelada en una toalla y ponerla en una esquina en su camita o rincón preferido de la casa. 

4.- Ventiladores y aire acondicionado

Puedes utilizar ambos sistemas de refrigeración en el hogar. Siempre es recomendable que los utilices cuando tú estés en casa: no los dejes encendidos y los dejes a solas con estos aparatos en funcionamiento. Lo mejor es que estén supervisados por ti.

Los gatos, instintivamente, no suelen quejarse. Creen que, si se quejan, se muestran débiles y “alguien” podría venir a querer arrebatarle su territorio. Por este motivo debes estar muy atento a sus comportamientos, sobre todo si ves que se esconde más de lo normal o está más relajado de lo habitual. Los gatos y el calor no son una buena combinación pero gracias a estos sencillos trucos puedes hacerle pasar un verano más agradable.

Podría interesarte

10 COSAS QUE CONSIDERAR ANTES DE ADOPTAR UN GATITO

Responsabilidad y tiempo son las dos primeras cosas que debes de considerar antes de adoptar un gatito. A partir de aquí, si eres amante de los animales, este nuevo miembro de tu familia te traerá muchos momentos de felicidad y experiencias que compartir.

MANUAL PRÁCTICO PARA VIAJAR CON GATOS: TODO LO QUE NECESITAS SABER

Los gatos son amantes del hogar y la rutina. Si estás pensando en viajar con tu gato, debes considerar que se puede estresar por el trayecto y el cambio de entorno. Por este motivo, al igual que planificas tu viaje y preparas tu maleta, dedica tiempo para conseguir que tu gato también disfrute del viaje y sufra lo menos posible.