¿Por qué los perros ladran?

Perro

Los perros ladran para comunicarse con otros perros y con las personas. Sin embargo los ladridos no tienen un sentido como nuestras palabras. Su función general es la de llamar la atención sobre el resto de señales de comunicación que emiten, pero también transmiten un mensaje más específico sobre su estado emocional.

Los perros ladran en muchas situaciones diferentes:

Porque ha oído un ruido inusual.

Puede ocurrir que un perro ladre porque ha detectado a una persona o a un perro desconocido acercándose a su territorio. Es lo que se conoce como ladrido de alerta o de alarma y no tiene que implicar necesariamente una actitud hostil, aunque el mismo contexto podría provocar también un ladrido de tipo territorial que puede ir acompañado de gruñidos.

Porque ha aprendido a hacerlo.

Algunos perros aprenden que al ladrar consiguen lo que quieren, como por ejemplo atención. Es lo que ocurre cuando una persona no está haciendo caso al perro y este empieza a ladrar hasta conseguir que le mire, le hable, le acaricie o incluso le riña: en estos casos incluso un castigo puede potenciar la futura tendencia del perro a ladrar.
A menudo, la gente no sabe que es su reacción a los ladridos del perro lo que fija esta conducta.

Porque quedarse solo le produce ansiedad.

Algunos perros entran en un estado de ansiedad cuando se quedan solos y pueden empezar a ladrar además de mostrar otras conductas como destrozar cosas y hacer sus necesidades en casa.

Porque ha oído a otro perro ladrar

Los perros pueden ladrar simplemente porque han oído otro perro hacerlo. Se trata de un ejemplo de facilitación social, un mecanismo de aprendizaje muy simple que ayuda a regular las actividades dentro de un grupo social.

Porque está jugando.

Durante el juego los perros pueden emitir ladridos agudos y frecuentes y pueden hacerlo también en otros contextos de excitación positiva, como cuando saludan a alguien que conocen o cuando están a punto de salir a la calle para dar un paseo.

Porque tiene miedo.

Cuando los perros se asustan por algún objeto, persona o animal desconocido pueden mostrar muchas conductas y el ladrido es una de ellas. Defenderse de la amenaza percibida es lo que motiva los ladridos de un perro asustado que en esta situación podría incluso llegar a emitir algunos gruñidos y, si no tuviera otra opción, a morder.

Porque con la edad ha cambiado.

En su etapa senior algunos perros pueden padecer un deterioro cognitivo parecido al Alzheimer de las personas, conocido como disfunción cognitiva, que puede provocar cambios importantes en su conducta. En estos casos el perro puede ladrar porque se asusta al no reconocer objetos o personas familiares o llega a ladrar sin que se pueda identificar la causa.

Porque se ha frustrado.

La frustración puede hacer que los perros ladren. Es lo que ocurre cuando el perro tiene una expectativa que no se cumple o hay un obstáculo que le impide alcanzar lo que busca. Por ejemplo si el propietario coge la correa del perro como si fuera a dar un paseo pero la vuelve a guardar o si el perro quiere ir a jugar con otros perros pero la correa se lo impide. 

La evolución del ladrido.

El ladrido se ha convertido en uno de los rasgos distintivos de los perros, que ladran incluso más que sus antepasados, los lobos, y con mayor cantidad de ladridos diferentes. Se cree que los seres humanos, de una forma más o menos consciente, podrían haber favorecido esto al preferir originalmente a los perros más ladradores que eran más útiles para alertar del peligro.

Es cierto que los perros ladran en muchos contextos pero no siempre de la misma manera. De hecho, las características del ladrido varían en función del estado emocional del perro y suelen ser depender del contexto: los ladridos de juego y los emitidos en aislamiento suelen ser agudos, mientras que los ladridos emitidos ante un desconocido suelen ser graves, más largos y con menor intervalo entre ladrido y ladrido.

No sabemos si los perros modifican intencionalmente las características del ladrido para comunicar su mensaje pero está claro que cuando un perro ladra está comunicando algo y prestar atención a cómo suenan sus ladridos, a qué otras señales está emitiendo a la vez y al contexto en el que ladra puede ser de gran ayuda para entender por qué lo hace.

Podría interesarte

Las mejores playas para perros

Llega el verano y, con él, el buen tiempo. Es época de sol y playa. Como bien sabrás, existen muchos problemas a la hora de poder acudir con nuestras mascotas a estos espacios naturales.

¿Cómo quitar garrapatas a un perro o un gato? Peligros y detección

 Descubre cómo detectar las garrapatas a tu perro o gato y aprende a eliminarlas de manera segura y eficaz.