¿QUÉ NO PUEDEN COMER LOS GATOS?

Alimentación
Gato

La curiosidad mató al gato, ¿te resulta familiar este dicho? Realmente es así, los gatos son animales muy curiosos, y este hecho les puede conducir a probar alimentos que no deben

De la misma manera y por simple desconocimiento, los humanos también podemos darle a nuestro gato alimentos que probablemente sean buenos para nosotros pero no lo sean para ellos. Por este motivo, vamos a descubrir en este artículo qué no pueden comer los gatos y sus porqués. Probablemente te lleves más de una sorpresa si continúas leyendo. 

  • Pescado crudo: otra leyenda sobre los gatos y el pescado. Solemos verlo en películas, televisión, libros y canciones infantiles. El pescado crudo en grandes cantidades también es un tipo de alimentación que no pueden comer los gatos. Y te preguntarás por qué, la respuesta es muy simple. Puede provocar deficiencias en vitamina B1 debido a la tiaminasa, una enzima que la destruye y es necesaria para su funcionamiento muscular. 

  • Cómo introducir el hígado en la dieta de tu gato: efectivamente el hígado es rico en vitamina A, pero cuidado con las cantidades que se suministran. Un gran suministro a nuestro gato de hígado puede provocar intoxicaciones, por tanto, es recomendable cocinarlo y darlo en pequeñas cantidades. 

  • Los lácteos y los gatos: otro mito más que podemos sumar a la lista. Muchos gatos, a medida que pasan los años pueden disminuir de la enzima lactasa, esto les impide digerir correctamente la lactosa de la leche y en consecuencia, pueden sufrir problemas digestivos como diarreas o flatulencias. 

  • El chocolate es uno de los alimentos que no pueden comer los gatos bajo ningún concepto. Contiene un estimulante para su sistema nervioso, muy similar a la cafeína, la teobromina que puede provocarles una intoxicación

  • Cebolla y ajo: estos dos complementos que solemos incluir en las dietas humanas, no son recomendables para nuestros gatos debido a que, contienen varios compuestos órgano sulfóxidos que afectan a los glóbulos rojos y pueden producir anemia

Ya  tenemos una base sólida sobre qué alimentos no pueden comer los gatos, por tanto, vamos a analizar cómo debe ser una alimentación adecuada para nuestro gato. 

  • Los gatos domésticos mantienen su naturaleza carnívora, por tanto, debemos de pensar en alimentos que cuiden dicha naturaleza carnívora. La carne y el pescado como su ingrediente principal, siendo recomendable que al menos un 25% de las calorías provengan de las proteínas. Las frutas y  verduras son el complemento perfecto para la aportación de vitaminas, minerales y antioxidantes. 

  • Los gatos no tienen necesidades nutricionales de carbohidratos, no obstante, son una buena fuente de energía en pequeñas cantidades y tienen enzimas que les permiten utilizarlos. 

Los alimentos naturales TRUE INSTINCT están creados específicamente para cubrir todas las necesidades nutricionales de tu gato de acuerdo a su verdadera naturaleza. El primer ingrediente siempre es la proteína de origen animal, como el pollo o el salmón. Los hidratos de carbono aparecen en pequeñas cantidades para darle un extra de energía a tu mejor amigo en forma de guisantes y garbanzos, o como cereales integrales como el arroz y la cebada, que son una fuente natural de fibra. Además incluyen frutas y verduras como fuentes de origen natural  de vitaminas y antioxidantes. 

Podría interesarte

¿Por qué lloran los gatos?

Es posible que más de una vez te parezca que tu gato llora. Emite un maullido lastimero que no es como los habituales.

10 beneficios de tener gato

Convivir con un gato tiene muchos beneficios, tanto físicos como psicológicos.