¿Cómo quitar garrapatas a un perro o un gato? Peligros y detección

Gato
Perro

¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas son un tipo de parásito, lejanamente emparentado con las arañas, que se engancha, mediante partes de su boca, a la piel de los perros, gatos y otros animales. Una vez que están bien enganchadas, inyectan su saliva y chupan la sangre. Al momento en que se enganchan son bastante pequeñas y planas y no están bien sujetas a la piel del animal.

Empiezan a alimentarse y a hincharse durante las dos horas siguientes, su tamaño aumenta y van cogiendo una forma redondeada hasta tener el tamaño de un guisante. Generalmente, las garrapatas se encuentran en zonas con césped, arbustos y árboles, incluidos algunos jardines.

¿Por qué pueden ser peligrosas las garrapatas?

Las garrapatas pueden transmitir distintas enfermedades, la más importante de las cuales es la enfermedad de Lyme. En ocasiones, algunas de estas enfermedades pueden causar la muerte a perros y gatos, y, a menudo, provocan desagradables síntomas como los de la gripe u otros similares que pueden perdurar.

Productos para prevenir las garrapatas

Los productos de control tópicos recomendados por los veterinarios, como Frontline, suelen ser efectivos para prevenir las garrapatas o para hacer que se desprendan con rapidez. Los espráis, collares y polvos patentados también pueden ser efectivos.

Es posible que igualmente las garrapatas se acaben enganchando, ya que los ingredientes activos tardan un tiempo en ser efectivos, pero la garrapata morirá y se desprenderá en un plazo de 24 horas.

¿Dónde buscar si hay garrapatas?

Después de un paseo, comprueba siempre si tu perro tiene alguna garrapata; y haz lo mismo con tu gato si sale a menudo a la calle. Las garrapatas pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo, pero generalmente se hallan en la cabeza cerca de los ojos y las orejas, en el cuello, en la parte interior de las piernas traseras y debajo de la cola, cerca del ano.

Cuando una garrapata se acaba de enganchar, es fácil eliminarla cepillando el pelo del animal, siempre y cuando no haya tenido tiempo de engancharse por completo a la piel.

Cómo quitar una garrapata a un perro o a un gato

Los veterinarios de todo el mundo recomiendan eliminar las garrapatas físicamente con la ayuda de pinzas de punta fina. En las tiendas de animales también pueden adquirirse utensilios especiales para quitar garrapatas que son fáciles de usar y funcionan de forma parecida.

 

Eliminar las garrapatas paso a paso:

  1. Con la ayuda de las pinzas o del utensilio para eliminar garrapatas, agarra la garrapata lo más cerca posible de la superficie de la piel. Ten cuidado en este punto porque si comprimes el cuerpo de la garrapata, puede que los fluidos entren de nuevo en el riego sanguíneo del perro o del gato.
  2. Tira hacia arriba desde la piel, aplicando una presión firme y regular. No gires ni sacudas la garrapata, ya que ello puede provocar que las partes de su boca se rompan y se queden dentro de la piel. En tal caso, intenta eliminarlas con la ayuda de las pinzas. Si no puedes eliminarlas fácilmente con unas pinzas limpias, déjalas dentro y espera a que la piel cicatrice.
  3. Después de retirar la garrapata, limpia bien la zona de la mordedura y lávate las manos con alcohol, con antiséptico o con agua y jabón.

Para deshacerte de una garrapata viva, sumérgela en alcohol, introdúcela en una bolsa o contenedor sellado, envuélvela bien con cinta adhesiva o tírala al inodoro. No aplastes nunca una garrapata con los dedos porque todavía podría transmitir enfermedades.

Métodos alternativos: quitar garrapatas con aceite o alcohol

Existen otros métodos para eliminar garrapatas que funcionan en algunos casos, por ejemplo, si la garrapata se encuentra en un lugar de difícil acceso cerca del ojo o de la oreja y no resulta fácil utilizar las pinzas, o en el caso de no disponer de pinzas.

Moja algodón en jabón líquido, quitaesmalte de uñas u otro líquido similar. Sujeta el algodón mojado sobre la garrapata durante varios minutos hasta que se desprenda. Solo se recomienda utilizar el método químico si no es posible utilizar pinzas.

Se desaconseja utilizar este método, en primer lugar, porque el objetivo es extraer la garrapata lo más rápido posible, antes de que se produzca alguna infección, por lo que es mejor no esperar a que la garrapata se desenganche.

En segundo lugar, el uso de productos químicos puede causar irritación o heridas en la garrapata que pueden dar lugar a que esta vomite fluidos infecciosos en el huésped, lo que podría provocar la infección que estamos intentando evitar.

Podría interesarte

¿Cómo afectan las altas temperaturas a los perros hasta llegar a provocarles un golpe de calor?

La temperatura de los perros aumenta con más facilidad que la nuestra y esto puede provocarle un golpe de calor (hipertermia).

Viajar en coche con tu perro

Antes de viajar en coche con tu perro es importante tomar en cuenta ciertas recomendaciones y consejos.